Los carbohidratos de noche ¿engordan?

Los carbohidratos de noche ¿engordan?
ShareEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con frecuencia escuchamos que, tanto para perder peso como para mantenernos, debemos evitar hidratos de carbono por la noche. El típico menú de pollo o pescado a la plancha con ensalada parece la solución ideal para acabar con nuestros kilos de más. Entonces, ¿podemos o no podemos comer carbohidratos en la cena? Intentemos aclararlo.

Carbohidratos

Los hidratos de carbono, también conocidos como carbohidratos, son nutriente fundamentales en nuestra alimentación porque representan la principal fuente de energía para el cuerpo, esencial para el funcionamiento del cerebro y para las funciones fisiológicas de nuestro organismo. Los carbohidratos abarcan a las frutas, los vegetales, harinas, tuberculos, cereales y leguminosas. Eliminarlos de la alimentación por completo conlleva a situaciones extremas del metabolismo que, aunque conllevan a una pérdida rápida de peso, no son sostenibles a lo largo del tiempo y suelen conducir al llamado ‘efecto rebote’. Ahora bien, ¿Qué tal si los suprimimos sólo en la cena? ¿Adelgazamos más rápido?

Para respaldar que en ‘la dieta ideal’ no se cena con carbohidratos, algunos argumentan que en la noche gastamos menos calorías pues solemos estar durmiendo y otros que, si cenamos carbohidratos, aumentarán nuestros niveles de glucosa e insulina y nos impedirán quemar grasas. Para empezar, al cuerpo le da igual si le das más calorías en un momento u otro del día, siempre y cuando el contaje final de calorías y nutrientes (desde que te levantas hasta que vuelves a acostarte) sea igual o inferior a tu gasto de energía. De este modo podrás perder peso o mantenerte. Respecto al segundo argumento: si no quemamos esas grasas de noche por haber aumentado los niveles de glucosa, ¡no te preocupes!, quemarás grasas durante el día. Así que: argumentos descartados.

Y entonces, ¿por qué perdemos peso cuando eliminamos los carbohidratos de la cena? Cuando eliminamos los hidratos de carbono en la última comida del día, automáticamente reducimos las calorías totales. Aunque te parezca que lo estás reemplazando con proteínas y grasas, recuerda que estos dos nutrientes te provocan saciedad, así que estarás reduciendo unas 300 calorías de media.

¿Los eliminamos entonces? Mi consejo es que no pues no es necesario. Preocúpate más en escoger fuentes saludables de hidratos de carbono que sean altos en fibra, evita las calorías vacías, los azúcares y las harinas refinadas y los resultados no se harán esperar.

@audrisnutrition

ShareEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *