Leche de vaca vs. Leche de almendras

Leche de vaca vs. Leche de almendras
ShareEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

leche-de-almendras-vs-vaca

¿Tomas leche de almendras para adelgazar? ¿Crees que la leche de vaca hace daño a la salud? ¿O ya no sabes si debes tomar alguna? Este artículo es para ti.

De un tiempo para acá se han incorporado en el mercado una serie de alternativas a la tradicional leche de vaca, además de leche de vaca deslactosada, encontramos bebida de almendras, de soja, de avena, de arroz, de avellana y pare usted de contar. Quienes han sido históricamente intolerantes a la lactosa o alérgicos a la proteína de leche de vaca encontraron en estas variantes las alternativas ideales a la leche y alimentos ciertamente muy nutritivos.

Sin embargo, quizás en pro de la venta de estos productos alternativos, se ha ‘satanizado’ el consumo de leche de vaca y sus derivados y por otro lado se ha llegado a idealizar algún producto como la ‘leche’ de almendras. Pero, ¿hasta que punto estos argumentos son nutricionalmente válidos? Analicemos cada una de estas bebidas desde una perspectiva nutricional:

LECHE DE VACA

Lo mejor…

  • Aporta aminoácidos y proteínas, vitamina D y calcio, además de otras vitaminas y minerales importantes para el crecimiento y el envejecimiento saludable
  • Tiene versiones sin lactosa que se adaptan a personas con intolerancia a este azúcar
  • Cuenta con versiones semi y desnatadas/descremadas con un mínimo aporte de grasas y colesterol

Lo peor…

  • En su versión entera/completa es alta en grasas y colesterol, además de tener un alto aporte de calorías. Esto es negativo para personas con problemas cardiovasculares, con colesterol alto o que quieran perder peso
  • Es común que se relacione con alergias en varios grupos de edad

 

LECHE DE ALMENDRAS

Lo mejor…

  • Es baja en calorías en comparación con otras leches sucedáneas, ¡siempre y cuando no contenga azúcar!
  • Es buena fuente de Vitaminas A y D
  • No contiene lactosa

Lo peor…

  • El aporte de proteínas es bajo en comparación con la leche de vaca
  • Muchas marcas comerciales contienen carragenanos, un aditivo muy controvertido que actúa como espesante para alimentos y que tiene una lista extensa de efectos nocivos sobre la salud
  • Tiene un aporte de calcio mucho más bajo que la leche de vaca aunque algunas de fortifican

Conclusiones

  • Si no eres intolerante o sensible a la leche de vaca o tienes alergia a la proteína de leche de vaca, puedes tomarla
  • Si decides optar por un sucedáneo, puedes escoger entre leche de almendras, soja, avellanas, avena y arroz. Escoge la que se adapte mejor a tus necesidades
  • No tomes leche de almendras para adelgazar. Aunque su versión sin azúcar aporta menos calorías que la leche de vaca, sus valores nutricionales son diferentes. Ningún alimento ayuda a adelgazar
  • La leche de vaca no engorda. Lo mismo que el punto anterior. Si escoges una versión desnatada/descremada aporta menos grasa que la leche de almendras y su aporte proteico es mayor

@audrisnutrition

audrisnutrition.com

ShareEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *