Etiquetado Nutricional: ¿cómo leerlo?

ShareEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

woman-label2

Cerca de la mitad de los alimentos que adquirimos suelen venir empacados y con una etiqueta. ¿Te has detenido a leerla ¿Estás seguro de que la has entendido? Aprender a interpretar el etiquetado nutricional de los productos es el primer paso para elegir alimentos saludables y cuidar de nuestra salud. ¿Te animas?

Aunque el etiquetado nutricional puede variar bastante de un producto a otro,  en general la información que contiene se resume en: tamaño de la ración o servicio, aporte de calorías e información sobre los nutrientes. Adicionalmente, debajo de ella te encontrarás con el listado de ingredientes. Mi consejo es que comiences por leer los ingredientes porque estos vienen listados en orden de concentración (del más al menos concentrado); es decir que el primer ingrediente es lo que está presente en mayor proporción en el producto. Por ejemplo:

Ingredientes: Agua, azúcar, correctores de acidez, extractos de té y aromas

¿Adivináis de que producto se trata? Es un té líquido bastante conocido por todos y que, al ser líquido, tiene agua como primer ingrediente pero con un contenido claramente alto en azúcar, sin necesidad de ver la tabla de nutrientes. Leyendo los ingredientes no sólo podremos distinguir si el producto contiene azúcar (con cualquiera de los múltiples nombres que tiene) sino que también podremos diferenciar productos verdaderamente integrales de productos que sólo tienen un añadido de fibra así como la presencia de colorantes, aromatizantes y cualquier otro aditivo.

Ahora bien, vamos a la tabla, analizando cada aspecto que debemos atender:

1- Revisa el tamaño de la ración. La cantidad de calorías y nutrientes de la tabla está contenida en la cantidad indicada en esta parte de la etiqueta, que no es necesariamente la cantidad que tu consumes del producto. Viene expresada en gramos, mililitros, piezas, etc. También puede indicar el número de raciones por envase (atención si te comes todo el envase, ¡te tocará multiplicar!).

2- Observa la cantidad de calorías que aporta por ración. Recuerda que es por ración, no necesariamente indica lo que contiene todo el envase.

3- Atención con algunos nutrientes como las grasas saturadas, el sodio y los azúcares

4- Revisa el aporte nutrientes beneficiosos como vitaminas, minerales, fibra, proteínas, etc.

5- ¿Miraste el valor diario? A la derecha de cada nutriente, después del aporte en gramos o miligramos, encontrarás un valor porcentual que se refiere a lo que representa cada nutriente respecto a la cantidad diaria recomendada. El valor diario está basado en una dieta promedio de 2000 calorías al día.

Recuerda que está en tus manos llevar una alimentación saludable. Tienes las herramientas para escoger tus alimentos correctamente así que procura seleccionar, en la medida de lo posible, productos naturales, con la menor cantidad posible de ingredientes, sin azúcares añadidos y altos en fibra.

Audra Delgado 

@audrisnutrition

ShareEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn


2 thoughts on “Etiquetado Nutricional: ¿cómo leerlo?”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *