Comer sano fuera de casa

Comer sano fuera de casa
ShareEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Cuando estamos en casa, llevar hábitos saludables resulta más sencillo que cuando nos debemos enfrentar al gran reto: comer fuera. Restaurantes con amplios menús o peor: opciones rápidas de comida alta en grasas, chucherías o dulces nos rodean a dondequiera que vayamos.

Si por compromisos sociales o laborales debes comer fuera con cierta frecuencia o las salidas de los fines de semana te hacen perder el esfuerzo de toda la semana, toma en cuenta los siguientes tips.

 

La bebida

Sea en un restaurant, una cafetería, un bar o el cine hay algo que no falla: la bebida. Dependiendo del país donde te encuentres lo más frecuente puede ser beber refrescos/gaseosas, alcohol o zumos naturales. Mi consejo siempre es que tomes agua con o sin gas (puedes pedirla con una rodaja de limón) pero si te apetece un zumo natural, pídelo sin azúcar. Recuerda que las bebidas alcohólicas son calorías vacías y, si estás buscando perder peso o mantenerte no te lo recomiendo.

En lo que respecta a los refrescos con azúcar estamos hablando de unas 12 Cucharadas de azúcar (63) gramos en el caso de la cola más popular. Si son sin azúcar suelen estar edulcoradas con aspartamo, acesulfamo, sacarina, entre otros. Estos edulcorantes artificiales no aportan calorías o tienen un bajo aporte de estas pero estimulan una respuesta hormonal similar a la del azúcar (1), además de afectar la flora intestinal (2), entre otros efectos negativos. Por eso siempre el agua será tu mejor opción.

En el restaurant

Si ya escogiste la bebida, ha llegado el momento de escoger el entrante. La mejor opción: ensalada fresca o vegetales en alguna otra presentación. Su aporte de fibra provocará que llegues más satisfecho al segundo plato (si lo hay). Intenta que te los sirvan sin aderezo ni salsa y pide aceite/vinagre aparte si lo deseas, para aderezar a tu medida.

Si vas al segundo plato o sólo tomarás uno, parte de que el componente principal no tenga salsa. Si escoges una proteína animal o vegetal intenta que sea a la plancha, a la parrilla, al vapor, horneado o en vinagreta. Las salsas suelen prepararse con grandes cantidades de aceite o nata/crema para cocinar que harán que cualquier plato medianamente saludable pase a ser muy calórico y pesado. Evita platos gratinados.

Si no está escrito, pregunta sobre las opciones de contorno/guarnición. En caso de tu plato venga acompañado de un alimento frito como patatas o algo con salsa procura que te lo cambien, casi siempre hay otra opción. Lo mejor serán patatas al vapor u horneadas, vegetales salteados, ensalada, arroz, etc.

¿El postre?

Si te tomas las cosas en serio y has escogido bien tus platos es poco probable que tengas espacio para el postre pero, de ser así, ¿que tal algo a base de frutas?

En el cine

Si vas al cine ocasionalmente escoge lo que quieras pero eres de los que sale con frecuencia es mejor que pongas atención. Mi consejo inicial es que no vayas sin haber comido antes pues difícilmente en el cine encontrarás algo ligero o saludable. Las palomitas que compras allí están bastante cargadas de aceite y sal pero siempre puedes escoger el envase más pequeño o llevártelas preparadas desde casa. En caso de que dispongas de opciones, aunque son altos en calorías (cuidado con las cantidades), te recomiendo escoger frutos secos (no fritos ni garrapiñados). Recuerda que también son fáciles de transportar así que no es mala idea llevarte un tupper con cacahuetes tostados, nueces, palitos de zanahoria…o un sandwich. Aunque todos pensamos en pequeños ‘tentempiés’ cuando vamos al cine no descartes la posibilidad de llevarte algo un poco más contundente si no has comido antes.

Recuerda que si sales en contadas ocasiones, restringirte siempre no es saludable. Si en cambio debes comer a diario en la calle o tienes una vida social muy activa sin duda debes poner atención a aquéllo que consumes. Ten en cuenta que quienes cocinan para ti fuera de casa no piensan en tu salud sino en el sabor y el coste de lo que preparan. De tu salud de encargas tú.

Audra Delgado

@audrisnutrition

 

 

 

 

ShareEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *